aceptar el pasado

Aceptar el pasado solo toma 4 pasos, ¡descubre cuales son!

Perdonarse a sí mismo puede ser una tarea difícil, porque la persona que esta enojada, y la persona con la que esta enojado, es la misma persona – USTED! Nos quedamos atrapados en el auto-juicio. No podemos dejarnos fuera de ese ciclo vicioso. A continuación 4 consejos de como soltar y aceptar el pasado.

 

Tal vez en el pasado traicionamos nuestra propia integridad. Tal vez traicionamos a alguien que amamos. Pensamos que somos malos y no sabemos cómo superarlo. La culpa y el miedo solo son un espejismo de la mente. Para aprender a fluir con la vida, aceptar y lidiar con los cambios, es fundamental perdonar lo que ocurrió en el pasado, las personas involucradas y por supuesto, empiezo a aceptar me y perdonarme.

aceptar el pasado 41) Consulte a su propia inocencia. Cierra los ojos e imagina tu propia infancia. Ve cómo era ese inocente niño que fuiste? Si lo hicieran hacer algo equivocado – no lo hiciste a propósito! Tus intenciones eran puras.

Tus intensiones son hermosas, dulces y adorables. Admira tu infancia como algo único y verdadero y que ese estado puro de inocencia del pasado puede aceptar todo lo que fue por que ya esta hecho.  Date un poco del amor que no tuviste en ese momento, solo fueron causas y circunstancias. Medita esto por un rato.

2) Comprender y Aceptar. Cierra los ojos e imagina que el que te hizo algo, no esta orgulloso por eso. Suelta las venganzas del pasado.

Desde su ser superior, mira a esa persona imperdonable y pregúntate: “¿Qué motivó su comportamiento indeseable? ¿Vino de una herida profunda? ¿Vino de la soledad? De nuevo, todas son causas y circunstancias del pasado y del presente.

¿Depresión? ¿Desesperación? ¿Qué habría hecho que me comportara yo también de esa manera indeseable? Encuentra una razón. Si no puedes encontrar una, sustitúyela por la razón más plausible para el momento (esto le ayudará a obtener una idea más clara del por que). Siempre hay una razón por la que hacemos lo que hacemos.

 

Perdonando lo que ocurrió en el pasado, ayuda a aceptar el presente.

 

aceptar el pasado 33) Ámate a ti mismo. Liberáte. Abre tu corazón. Cierra los ojos y ve la parte “mala” de ti mismo y abrazarla. Imagina que el amor sale de tu corazón hacia esa parte mala, negativa o indeseable de ti, y la ducha con ella. Puedes incluso imaginar que esta se le resiste.

Eso está bien – se quedan bañados de amor de todos modos. Cuando hagas esto repite: “Cometiste un error, pero yo sé que eres bueno en tu núcleo, en el fondo. El error puede ser reparado. El amor te mostrará cómo hacer reparaciones con los que has hecho mal. Ahora te doy el regalo de la liberación.”

Y puedes comenzar de nuevo aquí: Deja que el amor se filtre en los lugares donde no te puedes perdonar a ti mismo. Deja que te lave. Si dejas que fluya, te va a cambiar esos lugares inaccesibles en ti y visualizas y sientes los cambios que suceden delante de tus propios ojos internos. Deja que los suspiros vengan, deja que fluya  y aceptar con facilidad lo que tenga que venir. Siente la liberación de la presión.

Haga esto todos los días hasta que pueda verse a sí mismo de forma diferente.

4) Arregla las cosas con los demás. Si es posible reparar el daño con la gente que te ha herido. Compensar. Eso es todo lo que se requiere. Si eres sincero, ellos sabrán, y tu sabrás si es de corazón o no. Arrepentimiento constante y de forma repetida o sistemática no cuenta.

Quizá hayas escuchado esto antes – que eres humano. Cometes errores como todo el mundo, aceptar que puedo equivocarme es ir resolviendo el pasado; reconozco que me equivoque. La verdad es – no hay error en todo el mundo que podrías cometer que te haga digno de no ser amado. Así como no hay acción, palabra o pensamiento que te haga imperdonable.

El crecimiento espiritual significa que tenemos que hacer un profundo trabajo de auto-perdón. Hasta que este trabajo se ha completado, vamos a tener problemas para seguir adelante en las relaciones sanas con los demás. El Universo no comete errores. Cada momento es una oportunidad inmejorable para la evolución espiritual:

El amor propio es el principio.

 

 

Coméntanos como te sientes de liberarte del pasado, ¿que cargas has tenido todo este tiempo cargando en vano?

 

banner promo 1

 

Comments

comments