Enriquecer cada día y cada situación de tu vida.

Puedes enriquecer cada día y cada situación de tu vida cambiando de hábitos y creencias, aquí te presentamos algunas ideas que te ayuden a inspirarte.  Tomarse el tiempo para meditar a veces suele ser todo un desafío.enriquecer tu vida respiración calma meditación
Parece ser imposible sentir tu conexión con todos y con todo, además de tener una clara visión de conexión con tu propia espiritual. Aunque la verdad es que tu ya estas presente, en el Aquí y en el Ahora, es solo que no te has dado cuenta.

No hay necesidad de sentir culpa. La verdadera meditación se puede ( y debe ) practicarse todo el tiempo mientras se hacen las labores diarias. Estos son algunos consejos sobre cómo hacer 5 situaciones cotidianas en una práctica que te ayudará a profundizar con tu realización personal y tu conexión con tu propia espiritualidad. La espiritualidad no es algo religioso, la espiritualidad es tu calidad de SER, tu integración contigo mismo y con los demás, tu nivel de presencia ante el factor de realidad, es aceptar lo que es la vida en amor. Tu proyecto de vida debe de estar respaldado por como asumes tu realidad, el como poder enriquecer tu vida cotidiana es la verdadera llave del éxito.

Enriquecer tu vida.

Caminar.

Caminar es una buena manera de llegar al lugar que deseamos, además es saludable en muchas maneras. En lugar de verlo como un medio para un solo fin, aprovecha la oportunidad de observar la totalidad de lo que esta pasando. Concéntrate en tu respiración como lo harías en cualquier sesión de meditación. Disfruta sentir tu caminar, la sensación que hay en tus pies, tus piernas, como van tus brazos, observa la oportunidad de la nueva perspectiva; ver las cosas de diferente manera. Y si te gusta la fotografía, tienes la oportunidad de capturar algo que solo tu puedas ver.

Se consciente de los sonidos que te rodean. Deja de lado la necesidad de poner etiquetas a todo. Basta con escuchar y observar. Observa los colores, percibe los aromas, siente la temperatura del ambiente, siente la brisa sobre tu rostro, el diferente aire que te rodea, tu ritmo respiratorio.

Trata de percibir todo el movimiento. Si puedes siéntate a descansar y sigue percibiendo todo, busca si hay alguna diferencia. Disfruta más plenamente de la experiencia edificante al salir a caminar.

Tomar el autobus.

Olvídate de las prisas, enriquece tu tiempo. Deja que el el autobús te lleve a donde tengas que llegar mientras tu simplemente te relajas. Toma consciencia de como es tu respiración y comienzas a dar inhalaciones profundas y exhalaciones suaves mientras dejas atrás toda charla mental. Básicamente; ponte a meditar.

Obsérvate a ti y observa a las personas que te rodean, toda la vida que hay a tu alrededor. Busca amor dentro de ti y ten un corazón y una mente abierta para que puedas sonreír con empatía y de manera relajada. Recuerda que la mayoría de las personas se cierran cuando viajan en autobús, y no buscan tener contacto visual con nadie.

Hacer lo contrario, sonreír y estar abierto a ser servicial, ya que solo por el hecho de estar vibrando en energía positiva, puedes cambiarle el día a alguien de manera significativa para algo mejor, incluido tu propio día.

Bañarse.

Si bien bañarse ya es una experiencia agradable, también se puede hacer para el trabajo espiritual. Enriquece tu baño, observar la sensación del agua fluyendo por encima de tu piel, puede ser un encuentro contigo mismo muy profundo si pones toda tu atención en ello. Siente la temperatura, la velocidad y la textura del agua. Siente la vida como fluye a través de tu cuerpo y puedes enriquecer ese sentimiento sintiéndote afortunado de ser quien eres.

Percibe el aroma del agua, del jabón y al mismo tiempo observa los sonidos que te rodean, para entonces concentrarte de nuevo solo en tu respiración.

Observa que pensamientos tienes mientras te bañas y sin juzgar los dejas ir al evocar de nuevo tu atención en tu respiración y tu presencia en el agua. Observa y siente el agua como una extensión de tu piel, de donde viene y hacia donde va eres parte de ella sin perder tu presencia.

Cocinar.

Cocinar con amor hace que la comida sepa mejor, ¡esta comprobado!

Dale la atención a lo que estás haciendo mientras estas cocinando. Siente la conexión con los ingredientes que usas; siente su textura, sus múltiples aromas, integra todos los factores auditivos y visuales a tu respiración; tu respiración es la que observa. Y con esta atención plena tendrás mayor claridad y comprensión del mejor modo en que puedes utilizarlos.

Enriquece tu comida, prepara tu comida con gran atención y cuidado. Observa como se crea algo nuevo con todos los ingredientes. Lavar y cortar las verduras con toda la atención posible, atento a los sonidos del sartén y su temperatura. Cocinar en Atención Plena es darle a los demás poemas de vida.

Comer.

Siente todos los sabores en tu boca, explora las diferentes notas y matices que hay en cada bocado. Utiliza tus ojos y tu nariz también. Mastica los alimentos conscientemente. Después de tragar cada bocado, toma un descanso para observarte antes del siguiente bocado y apreciar la comida. Esto también es bueno por que masticar bien tu comida es buena para la digestión y podrás darte cuenta cuando realmente estés satisfecho. Siente la diferencia que hay en ti entre cada bocado. Se consciente de tu respiración.

vive el momentoEstos son solo algunos ejemplos de las oportunidades que puedes tener para meditar durante el día y poder profundizar en los enlaces significativos que tienes contigo mismo y con las personas que te rodean. Se puede meditar todo el tiempo. Meditar y concentrarse en cada cosa que hagas, ya es un mérito para tu espíritu, integrándote a ti mismo al momento presente y al mismo tiempo integrándote en servicio hacia los demás. Meditar y concentrarte es la clave de todo esto.

Todo existe en este momento, es infinitamente complejo pero sencillo al mismo tiempo. Descubrir la quietud en el movimiento. Ya ninguna tarea se vuelve monótona ni repetitiva. Cada momento es una celebración de existencia; todo esto es como enriquecer el vocabulario de significación en cada cosa que hagas, ¡Únete a la celebración!

Todo esto lo puedes generar si aprendes el método correcto de meditar en Atención Plena que es también conocido como Vipassana.  

Si te gusta inspirarte con frases reflexivas de la vida, checa nuestras IMAGENES LÓGICA POSITIVA para enriquecer e inspirarte todos los días.

 

Comments

comments